29 mar. 2015

Lo que sentimos siempre

Te veo. Créeme, lo hago.

Estoy a tu lado, sumida en una luz tenue y dulce. Las cortinas y las ventanas cerradas de la habitación impiden que nos  bañemos en los rayos cálidos del Sol.

Y me siento en éxtasis. Pienso en muchas cosas al mismo tiempo. Son muchas las palabras que mi boca quiere pronunciar.

Es inexplicable como me siento al escuchar los latidos de tu corazón acompañados de tus exhalaciones.

Todo está tranquilo.

Y me siento en éxtasis.

No sé cómo explicarlo, no sé qué decir.

Hablamos, hablamos y hablamos… Lo hago a montones. Y tú me escuchas.
Tal vez quieras callarme, tal vez te aburres con lo que digo. Dices tan poco y yo…

¿Estamos en la misma línea?

No debería preocuparme, pero es inevitable.

Las caricias fluyen como olas en el océano. Inalcanzables para mis delgadas manos, ansiosas por tomarte. Pero todo se siente tan bien para mi, aunque no vea ni sienta que es lo mismo para ti, así que decido ignorar esta sensación.

Estoy escribiendo ese momento ahora mismo. Liberando a través de mis dedos y el bolígrafo que sostengo la necesidad de preservar aquel recuerdo.

Puede que mañana me arrepienta. Puede que mañana lo considere un error, pero ahora… solo escribiré… Escribiré y escribiré lo que salga de mi seca alma.

Lo que salga del hueco de mi corazón.


Hoy queria compartir con ustedes este pequeño texto que escribí hace unos días. 
Espero que les guste mucho y no duden en decirme si les gustaría que subiera mas escritos míos :)

Besos y abrazos,                                

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

“If you don't have time to read, you don't have the time (or the tools) to write. Simple as that.”
― Stephen King